Tips para mejorar el deseo



El deseo sexual es una fuerza que nos mueve al encuentro íntimo con otras personas. Nos motiva a relacionarnos, a compartir intimidad, a mantener relaciones afectivas y a disfrutar sintiendo placer.

Pero la falta de deseo sexual suele ir acompañada de problemas físicos o psíquicos, siendo común una disfunción sexual.


A continuación te indicaremos algunos ítems importantes a tener en cuenta para recuperar tu deseo sexual:

1. Realizar actividad física: la actividad física no sólo libera tensiones sino que activa la circulación además de ser placentero y disfrutable. Favorecerá positivamente el aumento de tu deseo sexual.


2. Alimentación adecuada: debes darle al cuerpo la energía diaria que necesita. Disminuye el consumo de estimulantes como café, alcohol. Aunque el alcohol es liberador de tensiones hace que tu deseo disminuya.


3. Escucha música: la música es clave para disminuir la tensión general, mejora estados de ánimo, equilibra ambientes y emociones. Hay que encontrar la música preferida en común acuerdo con tu pareja y de acuerdo al estado de ánimo en que se encuentren. Por eso es bueno seleccionar un amplio repertorio.


4. Potencia tu autoestima: si tienes una baja autoestima y sufres de inseguridad esto influye negativamente e inhibe el deseo sexual. Por lo tanto hay que trabajar para lograr una autoestima saludable y óptima a nuestras necesidades.


5. Rompe con la monotonía: deja volar tu imaginación, busca y elige diferentes alternativas (vestimenta, accesorios) y lugares. Atrévete, las sorpresas son la mejor forma de salir de la monotonía. Prepara una cena romántica en algún lugar deseado por tu pareja o en un lugar diferente y desconocido para ambos. Los lugares desconocidos nos ayuda a liberarnos del estrés diario, lo cual nos llevará a sentirnos más cómodos con nuestra pareja.


6. Preserva el humor: el humor es esencial tanto en la vida como en el sexo. No sólo elimina tensiones y es liberador, sino que promueve a incorporar la risa.


7. Elimina tabúes: seguramente hay muchos tabúes con los que cargas, familiares y sociales. Déja fluir tus fantasías. Las fantasías son tuyas, pero si existe un vínculo sano, ambos quizás puedan disfrutar de ellas y hasta averiguar qué es lo que le provoca placer a tu pareja para ponerla en práctica y tener otra experiencia.


Al principio costará un poco poner en práctica estos ítems, pero vale la pena generar momentos de intimidad y dedicarse a ellos disfrutando con los cinco sentidos.

Pero, si a pesar de todo, tu deseo sexual no aumenta, consultá a un profesional!!


Lic. Rossana Damario

Anteros Sexología Médica


logo6.png