Bajo deseo sexual

La testosterona es unas de las hormonas que cumplen un rol fundamental en el deseo sexual y la erección. Entre el 20% y el 40% de hombres mayores de 50 años presentan una disminución en los niveles de testosterona, pudiendo dar lugar a múltiples síntomas, entre ellos, la incorrectamente llamada andropausia.


Bajo deseo sexual

El Bajo Deseo Sexual es el trastorno que origina mayor número de consultas en varones y mujeres de todas las edades. En los hombres sobre todo a partir de los 45 años.


Hay una disminución de la actividad sexual así como de fantasías sexuales, en forma sostenida en el tiempo, lo que provoca malestar en las relaciones interpersonales.


Puede ser circunstancial, al presentarse situaciones traumáticas emocionales: rupturas y separaciones de pareja, muerte o alejamiento de seres queridos, pérdidas laborales.


En el caso de varones mayores de 40 años puede ser el transcurso de la Andropausia (o Hipogonadismo), síndrome complejo que afectaría al 30% de los varones. Este se caracteriza por: disfunción eréctil variable, bajo deseo sexual, cansancio y alteraciones del sueño, aislamiento, desmotivación, ánimo depresivo y carácter irritable.


Son esos cuarentones que no quieren salir, se encierran en la TV , se duermen después de comer y pasan peleando con sus cónyuges e hijos. Esta condición, tan frecuente en el hombre grande, es agravada por las cardiopatías, la diabetes, el reumatismo, el tabaco y el alcohol.


La Andropausia fue negada por la mayoría de los médicos durante más de 50 años, dado que la dosificación de Testosterona total era “normal” en los hombres que planteaban éstas quejas y resistían darle hormonas al paciente que solo traía sus síntomas sin concordancia con el laboratorio. Recientemente la Biología molecular aclaró éstos hechos en forma terminante y fuera del alcance de ésta nota.


La Sexología Médica descubrió en los últimos años que la Testosterona era un mediador imprescindible en la erección peneana, en el orgasmo femenino y en la inervación sensitiva del pene, explicando así fenómenos raros como la eyaculación sin sensación placentera de algunos diabéticos o las dificultades crecientes en mujeres que antes orgasmaban bien y que no presentaban cambios en el contexto relacional o afectivo como para justificarlo.


Buvat y colaboradores establecieron una relación dosis dependiente entre niveles de Testosterona en sangre y conductas sexuales. La Testosterona es hoy el gran tema de los congresos mundiales de Sexología, habiéndose convertido en la gran vía a través de la cual se van solucionando problemas claves para la calidad de vida y felicidad de millones de personas.


¿Como se trata la Andropausia?


Esencialmente aportando Testosterona para lo que hay diferentes preparados farmacéuticos que aumentarán su eficacia.


Ayudando a la pareja a mejorar su comunicación y poder establecer un marco contextual más adecuado para tener intimidad, puede mejorar la vida sexual en pocas semanas.

La testosterona revitaliza a la persona. Elimina el cansancio, mejora el ánimo (depresivo e irasible). La piel se hidrata, las uñas se fortalecen y el cabello brilla, todo ello signos de buena salud.


Muchos psiquiatras sostienen que potencia la acción de los antidepresivos.


A su vez mejora el estado de ánimo, muy alterado en los hombres hipogonádicos.


Existen contraindicaciones para otorgar esta droga, las mismas son pocas, siempre hay que evaluar cada caso en particular.


Regularmente el médico tratante deberá controlar el volumen del hematocrito, como la Presión Arterial, antígeno prostático específico (PSA) y confirmar el aumento de los niveles de testosterona.

En el caso de las mujeres que puedan recibir Testosterona en forma controlada por el médico; están excluidas todas aquellas que ellas o sus madres hayan tenido cáncer de mama o de pulmón.


Los buenos resultados se hacen notorios en pocas semanas tanto en hombres como en mujeres.

No solamente aumenta el deseo sexual sino que hay una sensación de bienestar, de mayor energía vital, deseo de hacer cosas y sentirse más contento.

Dr. Nicolás González Gardiol

Av. Bulevar Artigas 2362
Montevideo
Info@sexologiamedica.com

Tel.: 2481 1021
Cel.: (+598) 094 443828

© 2020 Impulsado por ACENTO Comunicación